lunes , 11 noviembre 2019
Inicio | Deudas |

Éxito no es realización: Nuestro cerebro no lo percibe así

Lo que mostramos no es siempre lo que nos llena
Éxito no es realización
Éxito no es realización

Éxito no es realización: Nuestro cerebro no lo percibe así

Lo que mostramos no es siempre lo que nos llena

Éxito no es realización, por lo menos no siempre.

En la vida nos acostumbramos a buscar el éxito, la pregunta es: ¿Nos sentimos realizados al alcanzarlo?

Éxito y realización no es lo mismo, ni siempre andan juntos. Nuestro cerebro está condicionado para conseguir la autorrealización como uno de sus mayores logros. Es una necesidad del humano y nos guía de principio a fin. El éxito nos lleva a ella y por eso muchas veces somos guiados por tan buen amigo.

Tener éxito es realizar algo que queremos, aunque también es hacer cosas que otros consideran como éxito. ¿Cuántas personas sabemos que estudiaron alguna carrera solo por satisfacer a alguien? Los padres queremos que nuestros hijos sean exitosos, por ejemplo. Los programamos para un éxito que es nuestro, y en muchos casos de los cánones de la sociedad.

Yo sé, conocemos lo que es mejor para nuestros descendientes. Al mismo tiempo sabemos que ellos cuando son muy jóvenes no pueden discernir en lo que más les conviene. Es el momento de ayudarlos a realizar su éxito. Pero, ¿será también para su satisfacción?

¿Y nosotros, hicimos lo que nos satisface? Si nuestros padres nos motivaron, por no decir obligaron, a estudiar una carrera, ¿le estamos sacando satisfacción a la misma? Éxito no es realización si no lo sentimos así.

Estudiamos, como un ejemplo de la realización y el éxito, para conseguir ingresos suficientes para vivir bien. Recuerdo un lector que me escribió en respuesta a un artículo que publiqué sobre pasarla bien en el trabajo o buscar otro; me decía que con cuarenta años sufriendo en su empleo no lo iba a cambiar.

Graduarnos de una carrera, hacer alguna buena adquisición (como un buen vehículo o un añorado viaje) son éxitos que tenemos en la vida. Los trabajamos, los perseguimos y los recibimos. Nada mejor para sentir la satisfacción de haberlos alcanzado. ¿Disfrutamos el camino? Esa sería mi gran pregunta.

Cuando caminamos a algo y pensamos que es un sacrificio para poder obtener la recompensa, nos pasamos más tiempo “sacrificándonos” que disfrutando. La mejor forma de vivirlo es disfrutar el camino, como explico por extenso en mi libro ¡Alcanza la cumbre! Sobre mi escalada al Pico Duarte, cómo se disfruta más el trayecto que la simple llegada.

Siempre pienso en las personas que cocinan para comer:

Desde el día anterior están pensando lo que harán. En ocasiones terminan el desayuno y se involucran con la preparación del almuerzo. Desde buscar en le refrigerador, ir a comprar, comenzar a cortar parte de los ingredientes, etc. No hablo de los que no les gusta, de los que pueden hacerlo de otra forma o dejárselo a alguien, sino de los demás, de aquellos que tienen que hacerlo como parte de sus obligaciones, de los que invitan a gente a comer, de los que quieren agradarle a su familia, etc.

Como soy un cocinero empedernido encontré formas de sentir el camino de la preparación de los alimentos como una satisfacción. No es mi trabajo ni estoy obligado… me encanta, así como adoro ver la cara de los que disfrutan lo que preparo. Puedo decir que lo que más me gusta es sentir el disfrute de lo que realicé. Aunque sea para mí, cocino lo que yo decido que quiero comer y a mis hijos les encanta que les cocine.

Mi trabajo podría ser tedioso, desde escribir o filmar durante horas… podrían decir algunos que estoy obligado a estar inspirado. O viajar y presentarme cada día ante personas diferentes, viviendo en hoteles y comiendo a deshoras. Disfruto ese camino, el día que deje de disfrutarlo no me sentiré autorrealizado… será el momento de desarrollar otra función en esta vida.

FRASE DE LA SEMANA

“Da una satisfacción más extensa disfrutar el trayecto y no solo alcanzar la meta”

Diego A. Sosa
Consultor, Conferencista, Coach y Escritor

Sobre Diego Sosa

Conferencista, Escritor, Consultor y Coach. Mantiene columnas en publicaciones de varios países. Con 17 libros de crecimiento personal y profesional publicados pertenece a una selecta lista de autores hispanoparlantes que han logrado colocarse en el gusto de los lectores. Habla los idiomas español, alemán, portugués e inglés.