lunes , 20 agosto 2018
Inicio | Ahorros |

No ahorrar sale caro

Aunque mucho te convenzan de lo contrario
No ahorrar sale caro
No ahorrar sale caro

No ahorrar sale caro

Aunque mucho te convenzan de lo contrario

¿Ahorrar o no ahorrar? qué dilema. No tener dinero guardado lleva a la búsqueda de dinero caro…

Parecería que una cosa no tiene que ver con la otra. ¿Cómo puede costar no tener dinero guardado? Algunos hasta me dirían: “El dinero guardado se devalúa, eso sí sale caro”.

Hay creencias populares que ayudan a crear dogmas de vida. En lo financiero ya hemos tratado varias por aquí. Una que nos empuja siempre es: “Desde que poseo un dinerito guardado me pasa algo que tengo que usarlo. Tener ahorros azara”.

Aparenta lógico. Por un lado está la teoría de: “Cada vez que lavo el vehículo llueve”. ¿Es verdad? Estudios podrían demostrar que no. De ser cierto llovería todos los días, ya que cada día miles de personas lavan sus vehículos… lo veo cuando paso por un lavadero. “Entonces: ¿Soy yo el de la mala suerte?” Me dirían un azarado. Tampoco es cierto, si quiere lleve un registro y lo comprobará. ¿O piensa que es el culpable de las sequías por pasar meses sin lavar su auto?

Una cosa es la percepción que tenemos. Solo nos damos cuenta cuando sucede; si no acontece, no nos enteramos de que no llovió. Así mismo con los ahorros: de no pasar un imprevisto, nuestros ahorros quedan intactos y no recordamos que ese mes el dinero no se fue en “algo que pasó”.

Por el otro lado: De haber tenido el dinero guardado no hubiese sido emergencia. Tan fácil como eso, la emergencia financiera es considerada como tal cuando no existe dinero para hacerle frente al “imprevisto”.

Si tenemos ahorros y se enferma un hijo no tendremos que buscar dinero de otros para hacerle frente a la circunstancias. Tomar prestado casi siempre cuesta. ¿Es verdad que los hijos solo se enferman cuando tenemos dinero guardado? No es cierto. Y no tenerlo nos costará. Por lo que concluyo que no tener ahorros sale caro.

Otro ejemplo: Se le presenta una oportunidad de un viaje. Ya sea combinar con una salida de trabajo o aprovechar una oferta superespecial. Si no tenemos el dinero ahorrado terminaremos pagando en cuotas con intereses. Quizá decidamos no hacer el viaje que nos merecemos y de tener los ahorros nos hubiésemos deleitado con él.

Puede llegar la oportunidad de entrar en un buen negocio. No tener los ahorros puede salirnos caro.

Quizá tenemos una gran idea, un invento que revolucionará un área de la vida… sin dinero necesitaremos buscar prestado. Pagamos por desarrollar nuestra propia idea. Buscamos socios por falta de capital. Estamos vendiendo nuestro futuro.

Llega el día del retiro, no tener ahorros posiblemente se pague con algo más valioso que el dinero. Digamos que recibimos un pensión, por lo general, no será del mismo monto que nuestro último salario. ¿De dónde complementaremos nuestras necesidades mensuales? Al inicio quizá nos endeudemos sin saber la razón, es que los ingresos son menores a los egresos. Comenzamos a no poder pagar el total consumido en la tarjeta de crédito. Luego algún préstamo. Ayuda de algún hijo al momento de estar bien estrechos. Y llega el período más caro… reducir la calidad de vida. Tendremos que vender algo, subyugar gastos y vivir restringidos. Cara decisión la de no ahorrar.

Ahorrar, como enseño en mi libro Arco Iris Financiero, no es desperdiciar el presente no viviendo al máximo, es vivir al máximo el presente que construí con los ahorros del pasado.

 

FRASE DE LA SEMANA

“Como el futuro llega, el ahorro es lo único que me hará no pagar intereses”

Diego A. Sosa

Consultor, Conferencista, Coach y Escritor

Sobre Diego Sosa

Conferencista, Escritor, Consultor y Coach. Mantiene columnas en publicaciones de varios países. Con 17 libros de crecimiento personal y profesional publicados pertenece a una selecta lista de autores hispanoparlantes que han logrado colocarse en el gusto de los lectores. Habla los idiomas español, alemán, portugués e inglés.