sábado , 22 septiembre 2018
Inicio | Inversiones | Cómo Administrar las Finanzas Familiares
La mejor forma de llevar las Finanzas Familiares
Tips para administrar las Finanzas Familiares

Cómo Administrar las Finanzas Familiares

Llevar las finanzas familiares no es tan complejo. Siempre me preguntan la mejor manera para lograr que los ingresos familiares se traduzcan en mejor calidad de vida. No creo que haya una fórmula mágica; hace un tiempo escribí dos artículos con respecto a la combinación de parejas: Malgastadores, ahorrativos y no-previsores. Los factores son múltiples y las soluciones una necesidad.

Trataré algunos tópicos que estamos obligados a tener bajo nuestro dominio y custodia. Claro, parto de la premisa de que los involucrados piensan construir un futuro sin el objetivo de separarse:

Cuentas: Tener cuentas separadas o mancomunadas depende de la combinación de parejas (puede encontrar los escritos en mi libro 52 Recetas Financieras). Lo ideal es que a la corta o a la larga estén en conjunto y que todo entre y salga sin distinción de quién paga qué. Medir lleva a competencia y al malgasto.

Deudas: Los financiamientos para consumo deben pagarse lo más rápido posible, sin necesidad de saber quién los construyó. Amortización rápida es la solución. Restringir disfrutes hasta terminar de pagar es lo más importante. Erogar en intereses es reducir nuestra calidad de vida presente y futura. Si quiere organizarse y salir de deudas le sugiero ver mi video 5 Fáciles Pasos para Salir de las Deudas; puede acceder a él en nuestro portal www.ClinicaDelBolsillo.com.

Ahorros: Debemos hacerlo en conjunto; con y sin objetivos. La construcción  de capital es compromiso de ambos y para todos los componentes de la familia. Recuerde que para este fin se asigna dinero del que entra cuando entra, nunca del que sobra porque nunca sobra.

Fondo de disfrute: Recomiendo guardar dinero para luego disfrutarlo. Siempre que piense endeudarse para lograr un gusto, está viviendo el futuro por adelantado. Tomar el dinero de otros tiene su precio. Si reserva una porción de su entrada mensual para el disfrute, no tendrá que pagar intereses. De más está decirle que los intereses no adquieren nada.

Fondo de emergencia: Para mí el mejor fondo de emergencias es una buena imagen crediticia. Una tarjeta de crédito nos ayuda a tener dinero rápidamente y luego un préstamo para pagar lo que no podamos hacer frente de inmediato, nos evita los altos intereses que genera la tarjeta. Las instituciones financieras tienen préstamos que se aprueban casi al instante… para el buena paga. Tener dinero estacionado en una cuenta en la que esté líquido nos lleva a no generar intereses adecuados, es perder dinero. Prefiero colocarlo en una cuenta de inversión de alto rendimiento y tener la opción de pagar con dinero de otros, en caso de ser necesario y urgente.

Inversión para vivienda: El techo propio es una de las prioridades en países que no tienen un plan social que en caso de necesidad nos supla uno prestado. Llegar al momento de retiro o reducción de ingreso por cualquier eventualidad pagando renta es muy peligroso. Si no podemos pagar es posible que perdamos la tranquilidad. Un porcentaje de las entradas debe ir a la cuenta de creación de capital para el inicial de la vivienda.

Inversión para el retiro: A la gran mayoría nos suele llegar el futuro. La expectativa de vida llega casi a los 90 años, pero a los 60 ya solemos ser objetivo de retiro para las empresas, ¿de qué viviremos los otros 30 años? Una pensión digna se logra cuando aportamos más de lo obligatorio a nuestro fondo de pensiones y construimos un capital que generará ingresos pasivos, lo que llamo gallinas.

 

FRASE DE LA SEMANA

“Mejor que vivir juntos es construir una vida unidos”

Diego A. Sosa

Coach, Consultor, Escritor y Conferencista

 

Sobre Diego Sosa

Conferencista, Escritor, Consultor y Coach. Mantiene columnas en publicaciones de varios países. Con 17 libros de crecimiento personal y profesional publicados pertenece a una selecta lista de autores hispanoparlantes que han logrado colocarse en el gusto de los lectores. Habla los idiomas español, alemán, portugués e inglés.