jueves , 25 abril 2019
Inicio | Automotivación | ¿CUÁLES SON TUS METAS?
Ponte Metas para que las persigas
Alcanzar las metas motiva verdaderamente.

¿CUÁLES SON TUS METAS?

Tener metas en imprescindible en la vida. El que trabaja por dinero tiende a incentivarse por el mismo motivo. Lo malo es que cuando parece no alcanzar (que es inmediatamente nos acostumbramos a gastar según la cantidad recibida) la motivación cesa. Considero preferible que las personas sean movidas por objetivos propios: esos sueños que deseamos convertir en realidades.

Desde pequeños estamos recibiendo premios por tareas realizadas. Llega un momento que la entrega es en dinero que luego deja de alcanzar. El inconveniente principal es que siempre habrá más bienes y servicios para adquirir que los que puede comprar una persona con ingresos normales… que somos la inmensa mayoría. No todo se alcanza con dinero, pero una gran parte sí. Sugiero que hagamos una lista con lo que queremos lograr a base de dinero.

Hay bienes y servicios que compraremos con parte de lo recibido en un mes. Para otros debemos guardar dinero por algún tiempo mayor. A continuación, le dejo una guía para que pueda hacer su lista y planificar cómo llegar a esos objetivos planteados.

Corto plazo: Digamos que todo lo que podemos adquirir dentro de los próximos dos años. Listar y luego poner en orden de prioridades. Al lado escribiremos el monto que necesitamos para poder comprar el objetivo. La siguiente columna tendrá la cantidad de meses que debemos ahorrar para lograrlo. A seguidas pondremos el monto a guardar cada mes. Por último colocaremos una columna donde listaremos el mes en que iniciaremos nuestro camino al sueño. Quizá se dará cuenta que no es posible monetariamente iniciar todos los caminos en el mismo año, dejemos algunos para años subsiguientes. Tampoco debe ser una lista inflexible, la revisaremos varias veces en el año.

Mediano plazo: Seguimos con la misma estructura. Aquí listaremos sueños que nos lleven más de dos años y menos de cinco. Estudios, vehículo, bienes que se dañan por el uso y el tiempo, mejoras en calidad de vida, viajes, etc. Muchas de éstas no las podemos vivir porque nunca planificamos lo que queremos; sin plan no damos pasos, y sin pasos no hay forma de llegar a la meta. En otros casos terminamos tomando dinero prestado innecesariamente para la compra, con lo que empeñamos parte de nuestros ingresos futuros.

Largo plazo: Hay bienes que por su costo no es posible adquirirlos de inmediato. Otros tienden a ser gustos que debemos dejarlos para cuando hayamos cubierto lo prioritario. Si es por monto, debemos pensar en dar pasos. Comprar una vivienda es como comernos una vaca, mordida a mordida; a menos que hagamos un buen negocio y nos ganemos el dinero junto. Primero, el ahorro mensual, lo convertimos en inversión, cuando tenemos el inicial tomamos un préstamo y el ahorro será la cuota mensual. Todo el proceso está por extenso en mi libro Arco Iris Financiero. Si es un terreno en el campo o la playa el procedimiento es parecido… recuerde, si quiere lograr lujos más grandes no debe gastar demás en vehículos, fiestas y vestimenta.

Muy largo plazo: Se me ocurre el ejemplo del retiro. Necesitaremos liquidez, entradas mensuales, medicinas, seguros, lujos… en resumen, vivir bien con más de 65 años. Parte de lo que hemos construido como capital nos dará entradas, al igual que nuestro plan de pensiones. No se olvide de planificar este momento, le aseguro que le llagará más temprano que tarde y no quiero que tenga que arrepentirse de no haberlo planificado.

 

FRASE DE LA SEMANA

“Peor que andar sin rumbo es nunca llegar donde quise y pude haber arribado”
Diego A. Sosa
Conferencista, Coach, Consultor y Escritor

 

Sobre Diego Sosa

Conferencista, Escritor, Consultor y Coach. Mantiene columnas en publicaciones de varios países. Con 17 libros de crecimiento personal y profesional publicados pertenece a una selecta lista de autores hispanoparlantes que han logrado colocarse en el gusto de los lectores. Habla los idiomas español, alemán, portugués e inglés.