jueves , 22 agosto 2019
Inicio | Automotivación |

Formas de manejar el estrés

Debemos convertirlo en nuestro aliado
Asignar tiempo a lo pendiente
Asignar tiempo a lo pendiente

Formas de manejar el estrés

Debemos convertirlo en nuestro aliado

El estrés puede ser nuestro enemigo o aliado, dependerá de algunos factores que nosotros podemos controlar.

Estudios demuestran que las personas que creen que el estrés es malo lo reciben como tal y tienen más problemas circulatorios que los que lo perciben como parte del funcionamiento natural.

El estrés es natural, sirve para prepararnos para lo que antes era la cacería, la pelea o la huida, entre otras actividades. Hoy nos ayuda en la búsqueda de la moneda con que cubriremos nuestras necesidades, por mencionar una interesante función.

Veo personas estresadas en demasía a pesar de no tener problemas de dinero, su vida no estar en peligro, ni nada aparente que pueda llevarlos a una necesidad perenne de cortisol (la hormona del estrés) o adrenalina en su cuerpo. Se quejan del estrés y lo sienten como un componente que no deberían cargar.

Lo primero que debemos entender es lo que dije al inicio: “El estrés es natural” y no conseguiremos que desaparezca. Lo importante es saber reconocerlo, dosificarlo y desconstruirlo. Dichas hormonas en nuestro estado natural nos ayudan a conservar la atención, concentración y motivación. Lo malo es tenerlas mucho tiempo por encima de los niveles considerados adecuados.

A continuación, algunas sugerencias de cómo manejarse con tan importante amigo.

Convertirlo en aliado: Pensar que es un enemigo lo hace un enemigo. Es una disposición mental y depende de nuestra forma de ver la vida más que de condiciones reales. El estrés nos ayuda, invitémoslo a estar en nosotros… cuando lo necesitemos.

Atacar los causantes del desborde: Cuando sentimos que algo nos está causando estrés en demasía debemos buscar soluciones. Por ejemplo: El trabajo. No conseguiremos un trabajo que no cause estrés, pero podemos encontrar las causas que están causándolo; como un mal jefe, un sistema de trabajo con potencial de mejora, bajo ingreso, etc. Al jefe no lo podrá hacer cambiar, pero puede cambiarse usted o no dejarse arrollar por su mal manejo, por ejemplo.

Hacer más en menos tiempo: La falta de tiempo es hoy la causante de gran parte del estrés. Necesitamos producir más, estar más tiempo con nuestros seres queridos, dedicarnos tiempo a nosotros, etc. No lo conseguirá administrando el tiempo, sino haciendo las tareas de una manera asertiva. En mi técnica tengo una máxima: “Hacer las cosas de una vez, de principio a fin y sin errores”. Le aseguro que reducirá las interrupciones y producirá mucho más en el mismo tiempo. El método completo está en mi libro ¿No tienes tiempo?

Deshacerse de los verdaderos enemigos: Necesitamos un análisis profundo para determinar la razón real que está causando el disparo de cortisol. Como en el ejemplo del trabajo, no es trabajar y quizá no es la empresa. Los hijos: ¿Será que no le toleramos acciones a ellos por venir ya cargados con otras cosas? Lo mismo con la pareja y los familiares cercanos. Falta de dinero: ¿Quizá necesitamos aprender cómo manejarnos con los ingresos? Muchas veces es más importante que tratar de conseguir más dinero… el que al final gastaremos de igual manera que el que recibimos ahora, como enseño en mi libro Arco Iris Financiero. Enumere los factores que le están haciendo sentir estrés y busque la razón en profundidad, luego prepare las soluciones y aplíquelas.

Desconstruirlo: Mientras más estresado esté más necesario será tomar 10 minutos para hacer algún tipo de ejercicio que le desconecte de la fuente y reduzca el flujo de hormonas del estrés por su sistema.

 

FRASE DE LA SEMANA

“El estrés me saca de la zona de confort al activarme y motivarme: mantenerlo en un buen nivel es tarea mía”

Diego A. Sosa
Coach, Consultor, Conferencista y Escritor

Sobre Diego Sosa

Conferencista, Escritor, Consultor y Coach. Mantiene columnas en publicaciones de varios países. Con 17 libros de crecimiento personal y profesional publicados pertenece a una selecta lista de autores hispanoparlantes que han logrado colocarse en el gusto de los lectores. Habla los idiomas español, alemán, portugués e inglés.