miércoles , 18 septiembre 2019
Inicio | Automotivación |

¿Somos cada vez más inteligentes?

Cada día hay más acceso a la información, el IQ está cambiando
Inteligentes
¿Somos cada vez más inteligentes?

¿Somos cada vez más inteligentes?

Cada día hay más acceso a la información, el IQ está cambiando

Inteligentes en cuanto a lo cognitivo somos todos los seres humanos.

El IQ o cociente de inteligencia varía cada año. 100 es la media de la población. Podemos tomarla por regiones o hasta en una escuela. Si la población se capacita más, el nivel sube. ¿Qué ha pasado en el transcurrir de los años?

Hablamos de inteligencia cognitiva. Existen otras que no las tocaré en este escrito, como es la inteligencia emocional, por ejemplo.

Tener un alto IQ puede depender mucho de capacitación. Hoy tenemos más medios y más información para aprobar con mejores notas un examen de inteligencia cognitiva. La tecnología visual y auditiva han aumentado nuestro nivel impresionantemente. ¿Todos estamos aprovechándolo?

Si en una escuela cuentan con un buen programa de enseñanza es muy posible que suban el cociente de la escuela con respecto al general. Pero están poniendo la vara más alta para poder saltarla dentro de la escuela. El promedio subirá y muchos, aun siendo mejores que la mayoría de otras escuelas, estarán por debajo de la media de su centro de enseñanza.

Para que un país mantenga su nivel de IQ tendrá que mantenerse dentro de la media mundial. O sea, si en el mundo sube el ritmo de capacitación cognitiva, tendrán que subir al mismo nivel, de lo contrario, el puntaje que tenía se reduce. Aunque no hayan bajado su conocimiento.

El politólogo neozelandés James Robert Flyn realizó un interesante estudio. Tomó los datos de 30 países y comparó lo que hoy es 100 con el año 1900. Los habitantes de aquella época hubiesen tenido un IQ entre 50 y 70. Eso está en el nivel de incapacitado mental. A este estudio se le denominó el Efecto Flyn.

Nuestro IQ debería ser mucho más alto que el de nuestros abuelos. ¿Somos realmente más inteligentes o solo nos sabemos examinar mejor?

Nuestros antepasados no contaban con informaciones que hoy son relevantes. Saber manejar una computadora en el año 1903 no era importante. Hoy casi cada persona anda con una en los bolsillos. En aquel momento era más importante saber el día que debía arar la tierra para poder sembrar y cosechar el mejor de los cultivos. Eso es hoy para la gran mayoría totalmente irrelevante.

El efecto Flyn ha demostrado que en la primera parte del nuevo siglo en muchos países en vías del desarrollo el IQ ha bajado. Incluyendo un estudio hecho en Dinamarca, donde los resultados del 2003 y 2004 son más bajos que los del 1998… la razón aún es desconocida.

Hablemos de la Inteligencia Financiera Personal. ¿Cree que va en aumento? Hasta no hace tanto era fácil manejarse: Ingresos y egresos; deudas y patrimonios.

Luego iniciaron los productos financieros. Los judíos: Algunos se especializaron en guardar el oro y terminaron prestándolo a otros. Se convirtieron en prestamistas de una nueva era. Los bancos proliferaron y pagaban por recibir el dinero de unos y prestárselo a otros. Al hacer una empresa varios pueden participar comprando acciones.

Hoy se requiere saber dónde el dinero rinde más y en qué instrumento financiero podemos perder. Aprender que el dinero que no rinde pierde poder de compra. Y mucho más. Lo que he llamado el FQ (Cociente de Inteligencia Financiera) aumenta cada año en el mundo. Es medido y se comparan los países. Si quiere conocer su FQ puede hacer una prueba en www.ClinicaDelBolsillo.com/pruebas.

 

FRASE DE LA SEMANA

“Si no me capacito, retrocedo; si no quiero retroceder, decido mejor aprender”

Diego A. Sosa

Consultor, Coach, Conferencista y Escritor

Adquiérelo siguiendo el enlace
Adquiérelo siguiendo el enlace

Sobre Diego Sosa

Conferencista, Escritor, Consultor y Coach. Mantiene columnas en publicaciones de varios países. Con 17 libros de crecimiento personal y profesional publicados pertenece a una selecta lista de autores hispanoparlantes que han logrado colocarse en el gusto de los lectores. Habla los idiomas español, alemán, portugués e inglés.